Algo para ver en TV

AMAZON TV

La trampa
(Entrapment)

Dirección: Jon Amiel
Reparto: Sean Connery,  Catherine Zeta-Jones,  Will Patton,  Maury Chaykin,  Ving Rhames, Kevin McNally,  Terry O'Neill
Guion: Ronald Bass (Ron Bass), William Broyles
Música: Christopher Young
Fotografía: Phil Meheux
Año: 1999
Duración: 115 min.
País: Estados Unidos
Productora: Co-production EEUU-Reino Unido-Alemania; 20th Century Fox / Regency Enterprises
Género: Acción. Intriga | Robos & Atracos

Robert "Mac" MacDougal es un mítico ladrón de guante blanco. Es capaz de entrar en el lugar con las medidas de seguridad más sofisticadas que puedan imaginarse, y desvalijarlo en un santiamén. La policía nunca ha podido pillarle: Mac está limpio, ningún detalle ha podido incriminarle. Pero puede que al fin hay encontrado la horma de su zapato. Su nombre es Virginia "Gin" Baker, una joven agente de seguros, que se hace pasar por ambiciosa ladrona. ¿Seducirán su belleza y pericia al veterano Mac? Un golpe en Malasia, aprovechando el cambio de milenio, será la prueba de fuego.

Entretenida película de ladrones elegantes, que combina perfectamente el suspense con el romance. Si Sean Connery es un galán maduro indiscutible, la joven Catherine Zeta-Jones aguanta el tipo dándole bien la réplica. Y es que hace falta una fuerte personalidad para derretir el duro corazón de Connery. La película transcurre en escenarios muy bellos. Dos llaman poderosamente la atención. El Castillo de Duart, en la escocesa isla de Mull (¿es necesario recordar que Connery es un ferviente partidario del nacionalismo escocés?), de hermosas torres y almenas. Y las Torres Gemelas Petronas en Kuala Lumpur, Malasia, en su día los edificios más altos del mundo, con 84 pisos de acero y cristal cada uno, que se encuentran unidos por un puente.

Uno de los encantos de “La trampa” es el recobrar el encanto de películas clásicas, donde el robo se presenta como casi un arte, y donde los actores son algo más que una mera presencia. Recordamos tres títulos que combinan el golpe perfecto con el romance.

 

NETFLIX

El juego de la fortuna
(Moneyball)

Dirección: Bennett Miller
Reparto: Brad Pitt,  Jonah Hill,  Philip Seymour Hoffman,  Robin Wright,  Stephen Bishop, Chris Pratt,  Tammy Blanchard,  Glenn Morshower,  Erin Pickett,  Sergio Garcia, Jack McGee,  Brent Jennings,  Ken Medlock,  Kerris Dorsey,  Vyto Ruginis
Guion: Aaron Sorkin, Steven Zaillian (Libro: Michael Lewis)
Música: Mychael Danna
Fotografía: Wally Pfister
Productora: Columbia Pictures / Michael De Luca Productions / Scott Rudin Productions / Specialty
Año: 2011
Duración: 133 min.
País: Estados Unidos Estados Unidos
Género: Drama | Deporte. Béisbol. Basado en hechos reales

"Resulta difícil no enamorarse del béisbol", dice el personaje de Brad Pitt hacia el final del metraje de este film. Los que no estén de acuerdo con esta afirmación, que abundan más fuera de los Estados Unidos, convendrán en que Hollywood ha sido capaz a lo largo de los años de producir buenas películas sobre esta disciplina deportiva, capaces de convencer a los no apasionados de los bates que ni siquiera entienden las reglas, desde la legendaria “El orgullo de los yankees” hasta títulos como “El mejor” o “Campo de sueños”.

“Moneyball” se centra en la hazaña real de Billy Beane, manager de los Athletics de Oakland, equipo condenado al fracaso porque su presupuesto está a años luz de los grandes clubes, en un sistema injusto donde el poder económico lo marca todo. Con ayuda de Peter Brand, un joven licenciado en Economía por Yale, pone en marcha un sistema innovador para fichar a jugadores infravalorados por su comportamiento, su estética, o prejuicios variopintos, pero que anotan muchas más carreras que otros que cobran un dinero exorbitante. Gracias a eso el equipo va a sorprender bastante a los aficionados y periodistas...

Estamos ante un film más difícil de lo que parece a simple vista. Por un lado, se basa en un libro de Michael Lewis, "Moneyball: The Art of Winning an Unfair Game", que no es una novela, y que si bien documenta al milímetro la gesta de Beane, es más un estudio con muchos datos sobre el mercado del béisbol. Además, la historia real no se presta a priori a rodar un título convencional sobre este deporte, pues no va sobre un jugador o un entrenador, que es lo típico, sino básicamente sobre la persona que realiza los fichajes.

Así las cosas, era todo un reto para dos de los pesos pesados de los guiones de la actualidad, Steven Zaillian y Aaron Sorkin –de nuevo emparejados tras “Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres”–, que junto con el debutante Stan Chervin, han logrado una justa nominación al Oscar al guión adaptado. Su trabajo es modélico, sobre todo porque se centran en explicar bastante bien para el público de toda condición en qué consistían básicamente las maniobras del manager de los Athletics, y además logran dar emoción a las negociaciones. No muestran ningún partido de continuo hasta que llega el momento decisivo, ya que el personaje real tenía la norma de no ver jugar a su equipo. En esencia, se ciñen al esquema del cine deportivo sobre superación personal (equipo en crisis remonta a base de trabajo), al tiempo que le dan un aire de bastante frescura.

Bennett Miller, director que llevaba seis años de inactividad desde que dio la campanada con “Truman Capote”, aprovecha un buen guión en torno a la importancia del elemento humano, frente a la frialdad de los métodos científicos, y hace gala de una puesta en escena clásica que funciona a la perfección. El film, técnicamente impecable, ha logrado otras cinco candidaturas indiscutibles en las categorías de película, edición, mezcla de sonido, actor (Brad Pitt) y secundario (Jonah Hill). En su línea, Pitt resulta bastante creíble como el personaje central, un tipo con gran capacidad de riesgo que consagra su vida a su trabajo excepto por los ratos que pasa con su pequeña hija. Sorprende más, por ser su primer papel realmente serio, Jonah Hill, ideal para encarnar a un friqui prodigio de los números. Quizás están un tanto desaprovechados Philip Seymour Hoffman y Robin Wright, por su reducida presencia.

 

CLAROVIDEO

Wolf Hall (Miniserie de TV)

Dirección: Peter Kosminsky
Reparto: Mark Rylance,  Damian Lewis,  Claire Foy,  Jonathan Pryce,  Bryan Dick, Richard Dillane,  Xavier Laurent,  Jonathan Aris,  Richard Banks, Thomas Brodie-Sangster,  Joss Porter,  Bernard Hill,  Jessica Raine,  Hannah Steele, Tom Holland,  Saskia Reeves,  Luke Roberts,  David Robb,  Kate Phillips, Edward Holcroft,  Will Keen,  Mark Gatiss,  Anton Lesser,  Max Fowler,  Ed Speleers, Sam MacKenzie,  Tim Plester,  Felix Scott,  Joanne Whalley-Kilmer,  Natasha Little
Guion: Peter Straughan (Novelas: Hilary Mantel)
Música: Debbie Wiseman
Fotografía: Gavin Finney
Año: 2015
Duración: 350 min.
País: Reino Unido
Productora: Company Pictures / Playground Entertainment / British Broadcasting Corporation (BBC)
Género: Serie de TV. Drama | Miniserie de TV. Histórico. Siglo XVI

Espléndida serie de la BBC, que describe algunos de los acontecimientos decisivos del reinado de Enrique VIII en Inglaterra desde un punto de vista inusual en cine y televisión, el de Thomas Cromwell, que llegó a ser consejero principal del rey pese a sus orígenes humildes, y que jugó un papel esencial en cuestiones como la supremacía de la Iglesia de Inglaterra, y en los ascensos y caídas de las nuevas reinas Ana Bolena y Juana de Seymour. El film se basa principalmente en las dos populares novelas dedicadas al tema por Hilary Mantel. Con un sólido guión de Peter Straughan y una buena dirección de Peter Kosminsky, nos encontramos con Cromwell como secretario y hombre de confianza del cardenal Wolsey, a quien guardará fidelidad incluso cuando caiga en desgracia, porque Ana Bolena considera que no se esfuerza demasiado a la hora de lograr la nulidad del matrimonio del rey con Catalina de Aragón. El protagonista es pintado con matices, que Mark Rylance plasma en una interpretación sobresaliente: hombre reflexivo, inteligente y agudo, que dice las palabras justas, con cierta rectitud pero a la vez sinuoso, y al que pesan sus orígenes oscuros –era hijo de un simple herrero–, que le reprochan los grandes hombres de la corte de alta cuna. Cuestiones como la muerte de su esposa y dos hijas por unas fiebres, o la cercanía a Wolsey, muestran su lado más humano; pero también se muestra como alguien implacable en línea maquiavélica –hacia Tomás Moro, que no es pintado con demasiada simpatía, presta respeto, pero le reprocha que use la tortura para arrancar confesiones en causas con la justicia–, lo que se acentúa con el paso de los años junto a Enrique VIII y su deseo de que paguen los que posibilitaron la caída de Wolsey.

Seguramente uno de los grandes aciertos de esta serie es su contención –no se cae en los excesos de glamurosas intrigas palaciegas como las que se mostraban en “Los Tudor”–, y su intento por comprender el contexto social, político y religioso, por ejemplo, en relación a la cuestión matrimonial y a la de los monasterios. Además, sabe cuidar a todos los personajes sin fáciles simplificaciones, no se juzga ni caricaturiza a nadie, todos son de carne y hueso, y se pueden apreciar virtudes y defectos, ya sea en el rey y las reinas, los cortesanos, Moro, Norfolk, etc. Y se insinúan lazos que se estrechan –Enrique VIII es una suerte de padre para Cromwell, como antes, en mayor medida, lo había sido Wolsey; los amores imposibles de Cromwell una vez que enviuda–, y sutiles conspiraciones en las luchas por el poder, donde no es fácil distinguir la verdad de las falsas acusaciones.

El reparto podría decirse que es casi inmejorable. Aparte del citado Rylance, Damian Lewis compone un muy creíble Enrique VIII, y lo mismo hace Claire Foy con Ana Bolena, estos componen el terceto principal de la serie, donde también se pueden mencionar las interpretaciones de actores conocidos como Jonathan Pryce, Mathieu Amalric, Joanne Whalley, Anton Lesser, Kate Phillips y Tom Holland, el chaval de Lo imposible.

 

YOUTUBE

Kane & Abel (Miniserie de TV)

Dirección: Buzz Kulik
Reparto: Peter Strauss,  Sam Neill,  Ron Silver,  David Dukes,  Fred Gwynne,  Thomas Byrd, Alberta Watson,  Reed Birney,  Vyto Ruginis,  Jill Eikenberry,  Richard Anderson, Kate McNeil,  Veronica Hamel,  Lisa Banes,  Christopher Cazenove
Guion: Robert W. Lenski (Novela: Jeffrey Archer)
Música: Billy Goldenberg
Fotografía: Mike Fash
Año: 1985
Duración: 240 min.
País: Estados Unidos
Productora: Schreckinger Communications Company / Embassy Television
Género: Drama | Años 20. Años 30. Miniserie de TV

Miniserie de TV de tres episodios. Kane y Abel nacen el mismo día del mismo año a ambos lados del Atlántico. William Kane pertenece a una de las familias más ricas de Boston y está destinado a ser un banquero de Wall Street. Abel Rosnovski nace en una aldea polaca y, después de pasar años en campos de concentración siberianos, emigra a Nueva York, donde crea una gran cadena de hoteles. El enfrentamiento entre estos dos hombres, que luchan por el poder y el éxito, afectará seriamente a los mercados.

 

ACORNTV

Manhunt (Miniserie de TV)

Dirección: Marc Evans
Reparto: Martin Clunes,  Katie Lyons,  Claudie Blakley,  Stephen Wight,  Steve Furst,  Jay Taylor, Steffan Rhodri,  James Puddephatt,  Peter Forbes,  Philip McGinley,  Nicholas Burns, Cornelius Booth
Guion: Colin Sutton
Música: Niall Byrne
Fotografía: Baz Irvine
Año: 2019
País: Reino Unido
Duración: 180 min.
Productora: ITV - Independent Television
Género: Drama | Miniserie de TV. Policíaco. Basado en hechos reales

Manhunt es una nueva serie, basada en una historia real, sobre cómo el asesino en serie Levi Bellfield fue llevado ante la justicia gracias al trabajo del detective Colin Sutton, papel interpretado por el actor y comediante inglés, Martin Clunes.

Manhunt es la primera serie original del sistema de streaming Acorn TV —que fue apenas lanzado en México—. La trama narra cómo el policía Colin Sutton reunió la evidencia necesaria para atrapar a un asesino de mujeres. Bellfield fue declarado culpable de quitarle la vida a tres mujeres jóvenes en el suroeste de Londres y Surrey a principios de la década de los dos mil. "Fue un trabajo que me retó, saber el proceso de las víctimas y conocer sus historias fue impactante, sentí una gran responsabilidad acerca de la historia, el análisis, todo lo que entonces sucedió", reveló el actor.

La serie exhibe las vidas de Amelie Delagrange, una estudiante francesa de 22 años que había estado viviendo en Twickenham durante tres meses cuando fue asesinada el 19 de agosto de 2004. Un año antes, otra chica llamada Marsha McDonnell había sido ejecutada en circunstancias similares y en 2002, Milly Dowler fue asesinada a los 13 años de edad. Casos relacionados que impactaron a Gran Bretaña. En sus 30 años de carrera como oficial de policía, Colin Sutton dirigió la investigación de más de 30 asesinatos exitosos gracias a sus impresionantes habilidades como detective, pero la condena de Levi Bellfield fue la más notoria. “El momento en que Levi Bellfield fue condenado en el Old Bailey fue un momento que jamás olvidó este policía".

La miniserie de tres episodios destaca momentos crudos de la investigación basada en las memorias del expolicía. Había que ver la situación desde todas las posiciones y eso fue todo un reto, la perspectiva de todo lo que él observaba en los casos.

 

Fuentes consultadas:
Fuentes consultadas:
Amazon Prime
Netflix
Decine21.com
Filmaffinity.com
mi.tv
clarovideo.com
youtube.com
Acorn.tv





CEBIDOC
 
 
Biblioteca | Estudios de Actualidad | CEBIDOC