Recomendación DVD

Para el mes del Amor y la Amistad
Te recomendamos:

Roald Dahl's Esio Trot

Dirección: Dearbhla Walsh
Reparto: Dustin Hoffman, Judi Dench, James Corden, Lara Rossi, Jimmy Akingbola, Richard Cordery, Pixie Davies, Geoffrey McGivern, Katie Lyons, Anna Cannings
Guion: Richard Curtis, Paul Mayhew-Archer (Novela: Roald Dahl)
Música: Tim Phillips
Fotografía: Ben Smithard
Año: 2015
Duración: 87 min.
País: Reino Unido
Productora: British Broadcasting Corporation (BBC) / Endor Productions
Género: Comedia

Romántica adaptación de un cuento de Roald Dahl en cuyo guion ha intervenido el especialista Richard Curtis (Love Actually, Una cuestión de tiempo), con la producción de los hermanos Weinstein. Sigue al solterón ya jubilado Mr. Hoppy, tímido hasta la médula, que tiene dos amores: el jardín de su balcón y la viuda Mrs Silver, que acaba de mudarse al piso que está debajo del suyo. Incapaz de confesarle sus sentimientos, y sabedor de la frustración de ella porque su querida tortuga Alfie parece que no crece al ritmo que debería, orquesta un elaborado y complejo plan que supone comprar un centenar de tortugas, para darle el cambiazo por otra de un tamaño cada vez mayor según transcurran los meses sin que ella se dé cuenta, y así piense que su mascota está engordando. Será una muestra de aprecio que tal vez le facilite declarar lo que alberga su corazón. Los problemas comienzan cuando una de las tortugas escapa, a lo que se le suma la aparición de otro pretendiente que también aspira a ganarse el afecto de la Sra. Silver.

Con un inteligente uso de la banda sonora, atravesada de canciones con la voz desgarrada de Louis Armstrong, como "A Kiss to Build a Dream On", se imprime a la narración un tono melancólico. Puede cansar y distraer un poco la existencia de un narrador con rostro, que interviene con frecuencia, incluso con su hijita, aunque el recurso es simpático. En cualquier caso, el film se sigue con agrado, gracias las maravillosas composiciones interpretativas de Dustin Hoffman y Judi Dench. Introduce además un contrapunto humorístico frustrante Mr. Pringle, un vecino que sólo mira su propio ombligo, interpretado por Richard Cordery.

 

 

 

Amour (Love)

Dirección: Michael Haneke
Reparto: Jean-Louis Trintignant, Emmanuelle Riva, Isabelle Huppert, William Shimell, Ramón Agirre, Rita Blanco, Alexandre Tharaud, Laurent Capelluto, Carole Franck, Dinara Drukarova
Guion: Michael Haneke
Música: Franz Schubert, Ludwig van Beethoven, Johann Sebastian Bach
Fotografía: Darius Khondji
Año: 2012
Duración: 127 min.
País: Austria
Productora: Coproducción Austria-Francia-Alemania; Les Films du Losange / X Filme Creative Pool / Wega-Film / France 3 Cinéma / ARD degeto / Bayerischer Rundfunk / WDR / France télévisions
Género: Drama | Drama romántico. Vejez. Enfermedad. Discapacidad

Georges y Anne son un matrimonio octogenario, padres de una hija casada, ambos cultivados profesores de música, que se llevan estupendamente, y que disfrutan de sus días de retiro plácidamente. Un día ella sufre una breve pérdida de conciencia, lo que motiva una visita al médico y un diagnóstico de obstrucción de las arterias que aconseja una intervención quirúrgica. La operación sale mal y Anne queda semiparalítica. Georges se desvive amorosamente por cuidarla, pero ella no encaja bien su situación de dependencia y progresivo deterioro, e incluso querría morir; aunque, también por amor, se esfuerza en no poner las cosas demasiado difíciles a su marido.

Impactante película de Michael Haneke, realizada con 70 años a sus espaldas, sobre la ancianidad y sus achaques, la enfermedad y el sufrimiento, el modo en cómo se encaran; Amor ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes, tres años después de que Haneke hiciera lo propio con La cinta blanca. La situación que Haneke describe en su film es sencilla, un anciano cuida a su esposa, ella está cada vez peor, y a él le cuesta más prodigarle su atención; la hija sufre, pero tiene su vida en otra ciudad, la atención de las enfermeras no siempre es la mejor, el vigor de un pupilo de antaño puede deprimir más que animar. Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva están soberbios como marido y mujer, mientras que Isabelle Huppert, el breve papel de hija, también da lo mejor de sí.

El cineasta austríaco sabe crear en Amor la atmósfera de cansancio, agotamiento e impotencia, ante una situación en la que no cabe otra cosa que dar amor; imágenes como la de la paloma, los momentos de intercambio con el portero, etcétera, ayudan a ello. Sólo que en Haneke y sus personajes tal concepto amoroso es esquivo, y ante una situación límite puede conducir a la desesperación. La película ya anuncia lo que va a ocurrir en el impactante arranque, en que la policía y los servicios médicos irrumpen en una casa, en un dormitorio sellado, para encontrar el cuerpo amortajado de una anciana rodeado de pétalos de flores. El resto se dedica a explicar cómo se ha preparado tal escenario fúnebre.

Sería un error considerar que Amor es una película militante a favor de la eutanasia, porque ciertamente no lo es. Lo que sí hace es describir un caso concreto de unas personas básicamente buenas, que se siguen amando tras muchos años de matrimonio; y se presenta una situación, donde el dolor y la enfermedad carecen de sentido, y el peso del día a día aplasta, deprime, rompe los nervios. Haneke no juzga, sino que ofrece su historia de decadencia y caída, e invita a pensar.

 

 

 

Amor y amistad
Love and Friendship

Duración: 94 min.
Año: 2016
País: Irlanda
Dirección: Whit Stillman
Guion: Whit Stillman (Novela: Jane Austen)
Música: Mark Souzzo
Fotografía: Richard Van Oosterhout
Reparto: Kate Beckinsale,  Xavier Samuel,  Chloë Sevigny,  Stephen Fry,  Emma Greenwell, James Fleet,  Jemma Redgrave,  Jenn Murray,  Tom Bennett,  Morfydd Clark, Lochlann O'Mearáin,  Kelly Campbell,  Justin Edwards,  Conor MacNeill, Ross Mac Mahon
Productora: Coproducción Irlanda-Francia-Países Bajos (Holanda); Blinder Films / Chic Films / Revolver Amsterdam
Género: Comedia. Drama. Romance | Siglo XVIII

Adaptación de un relato juvenil de Jane Austen, que la propia escritora no publicó en vida. Sigue los manejos de lady Susan Vernon, una viuda con fama de seductora, que acude a Churchill, la casa de campo de su familia política. Ahí el hermano de su cuñada, Reginald DeCourcy, no tardará caer rendido a sus encantos, pese a su inicial reticencia. A la casa llega también Catherine, la hija de Susan, para la cual busca marido, y esté en el punto de mira Sir James Martin, que, aunque no demasiado inteligente, tiene un atractivo patrimonio.

Al conocedor de la filmografía del estadounidense Whit Stillman no puede extrañarle que al fin haya acometido la adaptación de un texto de Jane Austen, pues al director de Metropolitan le encantan los retratos de personajes de la alta sociedad y/o intelectuales que destilan ingenio en sus intercambios dialógicos, un poco al estilo Woody Allen.

La intención manifestada por el cineasta –"la esperanza de añadir otro volumen de Austen a la estantería de sus grandes obras de madurez, a través de la película"– resulta ambiciosa y valiente, pues da a conocer a la escritora británica en una faceta donde prevalece sobre todo el humor, muy "british" con su suave ironía, aunque se apuntan sus temas favoritos, la colisión entre la búsqueda del amor y el sentido práctico.

Sin embargo, el resultado no es del todo satisfactorio, quizá porque entrega un film poco cinematográfico, demasiado teatralizado con sus interiores y una cámara demasiado estática. Se puede disfrutar, el reparto funciona, la música está algo descompensada, y la forma de introducir a los personajes con letreros al inicio desconcierta, mirar los letreros impide fijarse bien en quién es quién.

 

Deseando amar
Fa yeung nin wa (In the Mood for Love)

Dirección: Wong Kar-Wai
Reparto: Tony Leung Chiu-Wai, Maggie Cheung, Rebecca Pan, Ping Lam Siu, Chin Chi-Ang, Chan Man-Lui, Koo Kam-Wah, Yu Hsien, Chow Po-Chun, Joe Cheung, Kelly Lai Chen
Guion: Wong Kar-Wai
Música: Michael Galasso
Fotografía: Christopher Doyle, Mark Lee Ping-Bin
Año: 2000
Duración: 95 min.
País: Hong Kong
Productora: Coproducción Hong Kong-Francia; Block 2 Pictures / Paradis Films / Jet Tone Production
Género: Romance. Drama | Drama romántico. Años 60. Película de culto

Todos podemos enamorarnos, vivir como flotando esa etapa en que aprendemos a conocer al amado, en que cada encuentro tiene el sabor de la aventura, de la novedad, de la ilusión. Pero mantener encendida la llama sagrada... Un día y otro, meses, años, toda la vida... De esto, del sabor agridulce del amor auténtico, habla In the Mood for Love, arrebatadora película de Wong Kar Wai, un poema hecho de celuloide.

El film describe el desengaño amoroso de dos personas: Li-Zhen sufre la infidelidad de su marido, un ejecutivo que viaja constantemente; Chow Mo-wan, periodista, también padece las aventuras de una esposa que frecuentemente se ausenta. Estamos en 1962. Hong Kong es colonia británica, y tanto ella como Chow se han trasladado a vivir al mismo edificio. Los dos se fijan en el otro y en su soledad. Y advierten que comparten idéntico mal de amores (ese entenderse sin palabras, en la mesa de un restaurante, es de una maestría asombrosa). Y les gusta hablar, pasar el rato juntos. Conocerse, apreciar las cualidades del otro... De algún modo es el estadio en que debería hallarse el matrimonio de ambos (la pasión novedosa del principio ha desaparecido, hay que aprender a amarse en el día a día, de modo igual y diferente...), que no llega por el conducto que sería de desear, y que se presenta en cambio en forma de... ¿segunda oportunidad?

La trama es levísima y de interpretación muy abierta. Como en Breve encuentro, el pequeño gran clásico de David Lean. Pero tal levedad basta y sobra para componer una historia conmovedora, de personajes auténticos. El espectador un poco, como diríamos, ¿impaciente?, ¿frívolo?, ¿insensible?... Bueno, digamos que cierto público podría preguntarse a qué espera la pareja protagonista para revolcarse en la cama. Pero la película no va por ahí, y aquí no existe la excusa que algunos estudiosos invocaron en el film de Lean (el peso de una moral burguesa que bla, bla, bla...). Aquí tenemos la infinita pena de dos personas, que creyeron encontrar el amor verdadero (y tal vez, sí, lo encontraron), pero que sufren lo que parece su definitivo marchitar. Y encuentran consuelo en su mutua compañía. Hay atracción, y pudor, malestar, cara al vecindario: no quieren que crean que pasa lo que está pasando, pero que no está pasando y... Hay como una certeza, telón de fondo, de que acometer ellos el adulterio no restañará la herida, ni devolverá el afecto perdido; de que lo mejor de su amor es su no-consumación.

Kar Wai (Fallen Angels, Chungking Express) cuenta lo dicho con exquisita sensibilidad. Crea atmósferas, maneja de modo excepcional las coordenadas espaciotemporales en las que transcurre la acción, nos sitúa en ese "mood", el estado anímico de los personajes. Las imágenes, el color, los ralentizados, la audacia del montaje, la música con sus boleros... Dirección sabia, bien apoyada en fotografía y dirección artística justamente premiadas en Cannes… Dos actores protagonistas excepcionales (Maggie Cheung y Tony Leung, éste premiado también en Cannes). El resultado es una película verdadero regalo para los sentidos, y capaz de alimentar el espíritu. Humana.

 

La gata sobre el tejado de zinc
Cat on a Hot Tin Roof

Duración: 108 min.
Año: 1958
País: Estados Unidos
Dirección: Richard Brooks
Guion: Richard Brooks, James Poe (Obra: Tennessee Williams)
Música: Charles Wolcott
Fotografía: William Daniels
Reparto: Elizabeth Taylor,  Paul Newman,  Burl Ives,  Jack Carson,  Judith Anderson, Madeleine Sherwood,  Larry Gates,  Vaughn Taylor
Productora: Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Género: Drama | Melodrama. Familia. Relaciones humanas

Cuando el cabeza de familia, interpretado por Burl Ives, anuncia que le han diagnosticado un cáncer incurable, sus dos hijos reaccionan de distinta manera. El retrato que hace el gran dramaturgo Tennessee Williams en torno a una familia dominada por la codicia, la envidia y el sexo es tan sobrio como crudo. La película fue merecedora de siete nominaciones a los Oscar en 1958, entre ellos el de mejor actor a Paul Newman, que, aunque estaba recién llegado al cine, siguiendo la estela de Marlon Brando, en seguida obtuvo éxito y prestigio. La pareja Taylor-Newman aporta unas calculadas dosis de morbo en esta incursión por las pasiones humanas.

La obra favorita de Tennessee Williams, de la que decía es “la que está más próxima de ser a un tiempo una obra de arte y una muestra de oficio”. De nuevo, se sumerge en la psicología de personajes desgarrados interiormente: Brick Pollitt, un ex jugador de fútbol americano, adicto al alcohol, y frío con su mujer, Maggie, desesperadamente enamorada de él, y hecha fosfatina por la indiferencia de su amado. El 65. cumpleaños del patriarca de la familia es la ocasión que desean aprovechar el hermano mayor, Gooper, y su mujer, para ir preparando la sucesión y controlar el patrimonio familiar.

La intensidad dramática que aporta el director Richard Brooks, un experto en adaptaciones literarias, está en su tono justo. Y aunque no agradó al dramaturgo, logró 6 nominaciones al Oscar, incluida la de mejor film. Para Elizabeth Taylor fue un rodaje duro, por la muerte de su marido, Mike Todd, en un accidente aéreo. Un mes más tarde, la actriz se reincorporaba al trabajo, con nuevos e inusitados bríos. Y se benefició de la simpatía del equipo por la desgracia.

Dos años después Brooks llevaría al cine otra obra de Williams, Dulce pájaro de juventud, aunque algunas de sus mejores películas posteriores las entrega ya avanzados los años 60, como Lord Jim, A sangre fría (1967) y El fuego y la palabra.

Fuentes consultadas:
filmaffinity.com
decine21.com

 





CEBIDOC
 
 
Biblioteca | Estudios de Actualidad | CEBIDOC