CEBIDOC es el Centro de Documentación de la Bibliotec@ de la Universidad Panamericana, que pone a disposición de los investigadores y del público en general, información sobre temas de cultura y actualidad de interés académico y general, desde un enfoque humanístico.
::::::: Boletín Este Mes :::::::

Los regalos de Navidad también educan
Por: María Lucea | Asesora: María Cervera. Orientadora Familiar. Psicopedagoga

Los periodos de vacaciones son ideales para intensificar la educación de los hijos, ya que son épocas en los que los padres conviven más tiempo con ellos. Separados de la rutina diaria, hay que aprovechar para conocerles más a fondo, y sacar partido educativo a estos días. Los regalos dan a los padres una buena oportunidad para empezar con esa labor educativa en Navidad.

Normalmente, los hijos pasan la mayor parte de su tiempo en el colegio. Habitualmente están más de ocho horas diarias fuera de casa y los padres no les ven. E incluso puede suceder que los propios padres lleguen del trabajo más tarde que ellos, incrementándose el tiempo de separación. Y así durante casi nueve meses al año. Pero los padres tienen unos periodos en los que pueden educar de otra manera, distinta a la del resto del año y quizá más efectiva: las vacaciones.

Cómo educar a través de los regalos de Navidad

A su vez, los mismos regalos pueden ser educativos, si sirven para enseñar que hay que contentarse con lo que cada uno tiene. O si les invitas a que ellos también hagan regalos. Así lograrás que no se muestren exigentes ni caprichosos a la hora de pedir regalos, dinero, ropa, etc., tanto en esta Navidad como el resto del curso y el día de mañana. Habrá que corregirles si se sientan delante de la televisión con el constante "me lo pido" en los labios.

Estos son algunos de los consejos que hay que tener en cuenta a la hora de comprarles regalos:
- Evita comprar juguetes muy costosos y complicados. Lo más caro no siempre es lo mejor.
- Evita regalar constantemente y sin motivo. Ahogando a tu hijo con montones de juguetes no fomentas su fantasía ni su creatividad y a veces están tan rodeados de juguetes que se aburren.
- Evita que se deje engañar por la publicidad en la que, por ejemplo, el tamaño de los juguetes es superior y la calidad parece mejor. Se puede solucionar llevando a tu hijo a la tienda de juguetes para comprobar los que merecen o no la pena.
- No al juguete remordimiento: aquel que sustituye el tiempo que no les hemos dedicado.
- No al juguete revancha: aquel que nos hubiera gustado tener a nosotros y no tuvimos.
- Acostumbra a la familia y a los amigos a preguntar qué regalo consideras mejor para tu hijo: así no acabará teniendo juguetes inadecuados a su edad o innecesarios. Lo más práctico sería juntarse varios para regalar algo más costoso pero que le ilusiona más y merece más la pena.

Planes familiares en Navidad

También puedes aprovechar estos días de Navidad para inculcar una serie de hábitos culturales a tus  hijos.  Es importante que desde pequeños cojan afición por la lectura, pues arraigar esta costumbre cuando ya es mayor es mucho más difícil. Puedes buscar guías de literatura y lecturas infantiles que te ayuden en esta tarea.

En fechas tan especiales, puede ser una buena idea para aprovechar la tarde que acudas en familia a algún espectáculo público para niños, como el circo, el cine o el teatro, seleccionando antes las películas u obras que vayas a ver. Está demostrado que una buena película u obra de teatro desarrolla más la inteligencia y la riqueza lingüística que un videojuego. Tienes la suerte de que es precisamente en Navidad cuando más se disparan las ofertas de ocio familiar e infantil, así que lo tendrás fácil para elaborar un buen plan navideño al que pueda acudir toda la familia junta.

Consejos para una buena Navidad en familia

Estos son algunos de los consejos necesarios para lograr una buena Navidad en familia:
1.  Pasa tiempo con tu hijo. Tienes que procurar pasar bastantes horas con tus hijos en estas vacaciones. Puedes aprovechar las cabalgatas de Reyes Magos, belenes vivientes o lugares típicos navideños para conocerles mejor viendo cómo se desenvuelven y charlando con ellos con tranquilidad.

2.  Visita a tus parientes. La Navidad es un tiempo propicio para reforzar nuestros lazos familiares. Las visitas a los parientes, especialmente a aquellos de mayor edad, es una costumbre que ayuda a salir de uno mismo. Reserva ya algunos días para estas visitas.

3.  Organiza tu tiempo. Tendrás que tener claro el plan de cada día, organizándote y elaborando una agenda o calendario para que tus hijos aprovechen bien el tiempo. Si te organizas bien habrá tiempo para todo y no habrá ratos muertos e inútiles. También habrá sitio para la literatura y el cine infantil.

4.  Solidarízate. Puedes organizar con otras familias amigas una recogida de juguetes que tus hijos ya no utilizan para luego acudir a algún hospital infantil o residencia de huérfanos y alegrarles un poco la Navidad. Esto servirá de gran ayuda para educar en generosidad y solidaridad.

5.  Da buen ejemplo. Para educar en la fortaleza y la sobriedad lo primero es dar ejemplo. Tus compras y comidas han de ser templadas y demostrar con hechos que es posible ser feliz sin poseer tanto. Pude ser muy útil que nos tu hijo te acompañe n a hacer la compra, siempre y cuando sepan "quiénes son los Reyes Magos".

6.  Enseña a tu hijo el valor de las cosas. Lo mejor para estas Navidades es que prestes atención a que tu hijo mire más a los demás que a él mismo para que vaya olvidándose de sus caprichos. Alguna vez habrá que premiar sus esfuerzos, quizá apuntando en un papel para que vayan ganándose la bicicleta o el juego que tanto desean a plazos. Poco a poco irán dándose cuenta de que hay cosas que hay que hacer aunque no haya un premio detrás, descubriendo que toda persona necesita de los demás y los demás necesitan de ella.

Hacer familia





CEBIDOC
Jerez # 37
Colonia: Insurgentes Mixcoac
México D.F. C.P. 03920
rborbol@up.edu.mx
Llama a los teléfonos: 1251-6869
y conmutador: 5482-1600 ext. 6802
 
 
Biblioteca | Estudios de Actualidad | CEBIDOC